México. Jessica Guadalupe pudo ser salvada de morir en las garras de Óscar, el Monstruo de Toluca, pero la ley lo evitó.

Y es que cuatro días antes de que asesinaran joven, agentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México acudieron a la casita del terror de Villas Santín.

Los oficiales acudieron alertados por los padres que habían denunciado la desaparición de la joven desde el 24 de octubre.

Te recomendamos: Jessica fue víctima del ‘Monstruo de Toluca’, mató a otras mujeres

Sin embargo, Óscar solicitó una orden de cateo a los policías, pero estos no la llevaban ya que había elementos que hacían creer que la joven de 23 años se encontraba ahí por su voluntad.

Al respecto el fiscal general, Alejandro Gómez dijo que se buscará reformar el marco jurídico para la realización de cateos en este tipo de situaciones.

Mientras eso pasa, tres mujeres murieron a manos de un hombre el cuál acudió a declarar y aún así logró escaparse y estar prófugo.

PE

Te puede interesar:  Niños sicarios del EdoMéx publican ‘selfies’